¿tienes muchas dudas?

En Cefra tenemos un profesional para resolver
cada una de ellas.


sobre
coronavirus

De acuerdo a los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos y Europa; a la fecha, no hay evidencia clara sobre los efectos de la infección de COVID-19 en el embarazo. Por ahora, los bebés nacidos de madres contagiadas en el tercer trimestre de gestación parecen no tener complicaciones. Se desconocen los efectos en el primer y segundo trimestre.

Actualmente no existe evidencia que indique que la infección con el coronavirus afecta la fertilidad o la calidad de los espermatozoides o los óvulos.

Los expertos no saben si las mujeres embarazadas tienen más probabilidades de tener coronavirus que otras personas. Pero debido a los cambios que las mujeres atraviesan durante el embarazo, es posible que tengan más probabilidades de contraer algunas infecciones. Por eso es importante que se proteja.

Para protegerse del coronavirus y otras infecciones, las mujeres embarazadas deben hacer lo siguiente: • Lavarse las manos con frecuencia y de manera adecuada o usar un gel antiséptico para manos con un contenido mínimo de 60% de alcohol.

  • Intentar no tocarse los ojos, la nariz o la boca.

  • Mantenerse alejadas de las personas enfermas.

  • Mantenerse alejadas de otras personas, en la mayor medida posible, quedándose en su casa. Si necesita salir, manténgase a una distancia de 6 pies (2 metros) de otras personas.

  • Limpiar y desinfectar las cosas que las personas tocan con mucha frecuencia, como teléfonos, encimeras y pomos de puertas.

No está claro si el coronavirus es más nocivo en las mujeres embarazadas. Pueden tener más problemas con otros virus respiratorios, como la gripe. Por este motivo, es especialmente importante seguir todas las precauciones recomendadas durante el embarazo.

Los síntomas de coronavirus son similares a los de otros virus respiratorios, como los resfriados y la gripe. Por lo tanto, a menos que le hagan la prueba, no sabrá si tiene coronavirus. Si tiene algún síntoma, como tos, fiebre o dificultad para respirar, llame de inmediato al profesional del cuidado de la salud. Es posible que tenga otros síntomas como los siguientes:

  • dolor de garganta

  • escalofríos

  • temblores continuos con escalofríos

  • dolor muscular

  • dolor de cabeza

  • pérdida del sentido del gusto o del olfato

La mayoría de las personas que se enferman pueden ser atendidas en el hogar con líquidos y reposo. En caso de urgencia comuníquese gratuitamente a la central #113 del MINSA para casos de atención COVID-19 y siga las indicaciones de los especialistas.

Sí. Los hospitales y los centros de maternidad están tomando todas las precauciones para asegurarse de que las mamás y sus bebés estén a salvo de los gérmenes. La mayoría de las instalaciones médicas mantienen a los pacientes con coronavirus, o síntomas del virus, alejados de otras personas y en unidades de aislamiento. Algunos hospitales están limitando la cantidad de personas que pueden entrar en la sala de parto. Cuando nazca su bebé, es posible que no se permitan las visitas en el hospital. Si se permite su entrada, es probable que se verifique que no tienen síntomas de coronavirus antes de entrar al edificio.

Como el sistema inmunitario de los recién nacidos aún está en desarrollo, les cuesta más combatir las enfermedades. Por eso es importante continuar poniendo en práctica el distanciamiento social cuando el bebé llegue del hospital a su casa. Para proteger a su bebé, debe hacer lo siguiente:

  • Mantenga al bebé en casa y alejado lo más posible de otras personas. Por el momento, no invite a familiares ni amigos a conocer al bebé. Tampoco lo lleve a las casas de otras personas.

  • Si debe sacar al bebé (por ejemplo, para visitar al médico), tanto usted como el bebé deben mantenerse a una distancia de 6 pies (2 metros) de otras personas.

  • Si en su casa hay una persona enferma, tome todas las precauciones recomendadas. Mantenga al bebé lejos de las personas enfermas.

  • En casa, todas las personas que cuidan al bebé deben lavarse las manos antes y después de estar en contacto con él. Mantenga limpias todas las superficies.

Visite los sitios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades CDC ( https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html ) y la Organización Mundial de la Salud OMS ( https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019 ) para obtener información actualizada y confiable sobre el coronavirus.

problemas
de infertilidad

La esterilidad es la incapacidad de un individuo o de una pareja para concebir, mientras que la infertilidad impide a una pareja que consigue una gestación llevar a término el embarazo con un recién nacido sano.

Ha empeorado la fertilidad masculina por una disminución del recuento de espermatozoides y de la movilidad de los mismos. También son frecuentes los casos de mujeres mayores que deciden buscar la maternidad en edades avanzadas, intentado el embarazo espontáneo cuando ha disminuido su fertilidad. Son habituales los casos de hombres que, habiéndose hecho una vasectomía, al cambiar de pareja, quieren volver a ser fértiles.

Sólo en el sentido de que hoy en día en los países desarrollados hay factores que pueden incidir negativamente en la producción de espermatozoides como el alcohol o el tabaco. También la contaminación ambiental es importante, y las sustancias y aditivos que contienen los alimentos, como las hormonas para engordar al ganado. En las comunidades agrícolas, sobre todo en los sitios donde hay invernaderos, el uso de pesticidas que tienen cierta actividad hormonal puede incidir en la infertilidad de los hombres. Otros aspectos relacionados con los cambios en el estilo de vida: incorporación de la mujer al mercado laboral, retraso de la edad del primer embarazo, etc., contribuyen a la disminución de las tasas de natalidad.

La ovulación o periodo fértil de la mujer se produce hacia la mitad de cada ciclo, sobre el día décimocuarto en e supuesto de un ciclo de 28 días. Está comprobado que 24 horas después de la ovulación se produce una elevación de la temperatura basal de 4 a 6 décimas. Esta señal es la base del método de control que permite conocer los días en que ovulas.

Una vez que el óvulo abandona el ovario sobrevive unas 48 horas aproximadamente y es sólo durante este tiempo cuando puede ser fecundado por los espermatozoides, cuyo poder fecundante es de un máximo de 72 horas. De todas maneras, es mejor no estar obsesionado con el control de la ovulación, pues la ansiedad por la consecución de la gestación es contraproducente para la misma, e incluso puede llegar a perjudicar la relación de pareja. No obstante, la probabilidad de embarazo espontáneo tras un año de intento disminuye mucho aún con la programación de las relaciones sexuales.

Es un centro médico especializado en métodos diagnósticos y técnicas de reproducción, que posee personal específico altamente preparado y las más modernas tecnologías. Ante problemas de fertilidad se debe acudir a los ginecólogos especializados ya que el estudio de esterilidad es complejo y comprende.

No hay una edad legal límite que impida a una pareja buscar un bebé. Depende mucho de la situación de cada pareja, de su salud y estado físico y de otras cosas. En el caso de la mujer, los 50 años sería un límite razonable a partir del cuál se desaconseja cualquier tratamiento de fertilidad.

Los bebés nacidos por RA son como los otros niños y no tienen problemas de salud añadidos.

Se habla de infertilidad primaria cuando ningún embarazo ha llegado a término satisfactoriamente y de infertilidad secundaria cuando sobrevienen los abortos después de haber logrado alguna gestación normal.

causas 
de infertilidad

Existen muchas causas posibles de infertilidad. Consultar a un médico que se especialice en infertilidad puede ayudarte a detectar qué es lo que causa tus problemas de fertilidad y encontrar el mejor tratamiento para ti. A veces no es posible conocer la razón de la infertilidad; en este caso se denomina “infertilidad idiopática” o “inexplicada”. La infertilidad inexplicada puede ser muy frustrante, pero, aun así, existen opciones de tratamiento que puedes probar.

Algunas razones comunes de la infertilidad en mujeres incluyen las siguientes:

  • Clamidia o gonorrea no tratadas.

  • Falta de ovulación (los ovarios no liberan óvulos).

  • Trompas de Falopio bloqueadas: el esperma no puede llegar al óvulo.

  • Óvulos de mala calidad.

  • La forma del útero dificulta que un óvulo fecundado se implante.

  • Endometriosis.

  • Fibromas uterinos.

Las causas más comunes de infertilidad en hombres incluyen las siguientes:

  • Clamidia o gonorrea no tratadas.

  • Bajo recuento de espermatozoides (no tener suficiente esperma en el semen).

  • Baja movilidad de los espermatozoides (los espermatozoides no nadan lo suficientemente bien como para llegar a un óvulo).

  • Espermatozoides no formados adecuadamente.

  • Semen tan espeso que los espermatozoides no pueden moverse fácilmente en él.

  • Ausencia de espermatozoides en el semen.

El exceso o la insuficiencia de algunas de las hormonas que ayudan al cuerpo para producir esperma también puede conducir a problemas relacionados con el semen que causan infertilidad. La infertilidad también se puede deber a un problema de eyaculación. Si los conductos dentro del pene o los testículos están bloqueados, el hombre puede tener dificultad para eyacular, o bien no sale nada cuando tiene un orgasmo. A veces, la eyaculación puede enviar el semen de la próstata a la vejiga, en lugar de que salga por el pene.

¿qué aumenta
el riesgo de infertilidad?

Hay ciertos factores de salud y estilo de vida que pueden aumentar tus posibilidades de tener problemas de fertilidad. Por ejemplo:

  • Ser mayor de 35 años (en el caso de las mujeres).

  • Tener mucho sobrepeso o ser demasiado delgado.

  • Quimioterapia o radioterapia.

  • Mucha exposición a toxinas ambientales, como plomo o pesticidas.

  • Consumo excesivo de alcohol o drogas.

  • Fumar tabaco.

  • No realizar las pruebas recomendadas para la detección de la clamidia y la gonorrea.

  • Antecedentes de enfermedad pélvica inflamatoria (EPI).

  • Lesiones en el escroto y los testículos.

  • Haber recibido mucho calor en los testículos (por usar prendas muy ajustadas o por nadar o bañarse en agua caliente con frecuencia y de manera reciente).

  • Tener un testículo retenido.

Algunas razones comunes de la infertilidad en mujeres incluyen las siguientes:

  • Clamidia o gonorrea no tratadas.

  • Falta de ovulación (los ovarios no liberan óvulos).

  • Trompas de Falopio bloqueadas: el esperma no puede llegar al óvulo.

  • Óvulos de mala calidad.

  • La forma del útero dificulta que un óvulo fecundado se implante.

  • Endometriosis.

  • Fibromas uterinos.

tratamientos
efectivos

La infertilidad es un problema que afecta aproximadamente a una de cada seis parejas en edad fértil. Se estima que alrededor del 15% de los hombres y las mujeres que desean aumentar la familia pueden tener un problema de fertilidad.

Gracias a la tecnología, hay muchas maneras de ayudar a las personas con toda clase de problemas de fertilidad. Las mejores opciones para ti dependen de tu situación personal y de la causa de tu infertilidad.

A veces solo una de las personas de la pareja necesita tratamiento; otras, ambos han de usar una combinación de tratamientos.

A menudo, los tratamientos de fertilidad incluyen medicamentos que estimulan las hormonas y la ovulación, a veces combinados con procedimientos quirúrgicos menores. La tecnología de reproducción asistida (o TRA) abarca varias clases de procedimientos que te pueden ayudar a tener un bebé.

En Cefra puedes encontrar los siguientes tratamientos de fertilidad:

Fecundación in vitro: consiste en la unión del óvulo y del espermatozoide en el laboratorio. Este proceso de fertilización se puede realizar mediante una fertilización in vitro clásica o mediante una inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

Inseminación: suele ser una de las primeras opciones para parejas jóvenes con pocos problemas de fertilidad. Consiste en depositar dentro del útero una muestra de semen en las mejores condiciones en el momento adecuado: durante la ovulación. La muestra puede ser o de la pareja o de un donante. En este caso el proceso de estimulación ovárica suele durar entre ocho y diez días.

Ovodonación: más conocido como donación de óvulos.

Vitrificación: técnica que ha abierto un nuevo abanico de posibilidades para aquellas mujeres que desean postergar su maternidad en pro de otros ámbitos de sus vidas, sin renunciar por ello a ser madres con sus propios óvulos. Esta alternativa es también una gran esperanza para aquellas mujeres diagnosticadas de cáncer que no quieren renunciar a la posibilidad de ser madres una vez superada su enfermedad.

Algunas razones comunes de la infertilidad en mujeres incluyen las siguientes:

  • Clamidia o gonorrea no tratadas.

  • Falta de ovulación (los ovarios no liberan óvulos).

  • Trompas de Falopio bloqueadas: el esperma no puede llegar al óvulo.

  • Óvulos de mala calidad.

  • La forma del útero dificulta que un óvulo fecundado se implante.

  • Endometriosis.

  • Fibromas uterinos.

Aclara tus dudas y consultas vía online

Descarga nuestra app, agenda tus citas y haz tus consultas sobre fertilidad y más con los mejores profesionales y conversa con ellos sin salir de tu casa.


Descarga nuestra app

   

Estas en un lugar donde tus sueños comienzan a suceder.

Porque no toda la magia está en Disney.

 
Conoce nuestras
especialidades

Centro
acreditado
RED LARA
2020

Descubre:
Descarga:

Explora:
  Nosotros
  Servicios
    Preguntas
    Contacto
Línea de citas
(+51) 960 378 264
Av. Guardia Civil N°715-721
San Borja - Lima, Perú